Guía Para Usuarias

La mayoría de los aplicadores están diseñados de forma recta, aunque la forma natural de la vagina es curva. Insertar el tampón con la punta del dedo te permitirá seguir la curvatura natural del canal vaginal y colocar el tampón donde te resulte más cómodo. Una vez que lo hayas hecho varias veces, te sorprenderás de lo instintivo que puede ser ponerse un tampón sin aplicador.

Una cavidad en la base del tampón cubrirá tu dedo. Después de desenvolver el tampón o.b.®, tira del cordón para ensanchar la base y pon el dedo en el hueco. Al introducir el tampón, la punta del dedo permanece cubierta por esa cavidad de fibras de algodón. Dado que no hay un aplicador entre tu cuerpo y el tampón o.b.®, éste comenzará a absorber en cuanto lo introduzcas. Y tampoco tienes que ocuparte de qué hacer después con el aplicador. ¡Hecho! Haz clic aquí para ver las instrucciones paso a paso.

Si tienes alguna dificultad al ponerte el tampón, inténtalo con un nivel menor de absorción. Los tampones o.b.® están disponibles en una amplia gama. Si es la primera vez que usas tampones o.b.® o tampones sin aplicador, prueba los tampones normales o.b.® ProComfort™ fabricados con un revestimiento de SilkTouch™ (tacto de seda) para una inserción y una extracción sencillas.

Depende de tu flujo menstrual, pero como máximo puedes llevar el tampón 8 horas. Durante los primeros días del período, puede que tengas que cambiar de tampón aproximadamente cada 3-6 horas. Hacia el final o.b. ® ProComfort ™ Mini suele ser suficiente y se puede utilizar durante 6-8 horas.Tu nivel de flujo determinará la frecuencia con la que tendrás que cambiarte el tampón y el tipo de absorción adecuada. Lo habitual es que el flujo sea más abundante al principio de la menstruación y después disminuya, por lo que te recomendamos usar distintos tipos de tampones o.b.® a lo largo de tu período, con la absorción que se adapte a tus necesidades.

No, no necesitas ningún tipo de protege-slip o de compresa llevando un tampón o.b.® . Si es la primera vez que los usas y estás preocupada, puedes ponerte un protege-slip por si acaso. Pero el diseño exclusivo de los tampones o.b.® está creado para evitar las pérdidas, así que si eliges el tipo de absorción adecuado para tu flujo y te cambias de tampón con la frecuencia necesaria, no te hará falta ninguna protección adicional.

Habitualmente no. Si usas la absorción correcta para tu flujo menstrual, la inserción será más sencilla. Por ejemplo, puedes usar tampones de alta absorción cuando el flujo menstrual sea abundante y cambiar a una absorción menor cuando disminuya. Si necesitas lubricación, te sugerimos que apliques una pequeña cantidad de lubricante soluble en agua en la punta del tampón. Lubricarlo demasiado podría interferir en la absorción del tampón. No uses vaselina u otras lociones o cremas que no estén indicadas para uso vaginal.

No, llevar más de uno es totalmente innecesario y ¡nada recomendable! Si estás preocupada porque tu flujo es muy abundante, puedes confiar en que o.b.® Super Plus te mantendrá protegida.

Si no puedes encontrar el cordón, espera a que el tampón esté completamente saturado. En cuclillas sobre el váter, empuja como cuando vas al baño. Entonces podrás tirar del tampón y sacarlo con los dos dedos. Si no puedes retirar el tampón, contacta con tu ginecólogo o tu médico. Los tampones o.b® han sido desarrollados para asegurar que el cordón esté fijado firmemente dentro del tampón. Nuestros procesos de fabricación se supervisan constantemente para asegurar el más alto grado de calidad. Nuestros procedimientos de control incluyen pruebas al azar de la resistencia de cordón al desgarro.

Los tampones deben desecharse junto con la basura de tu casa. Muchas usuarias de tampones desechan los tampones usados en casa envolviéndolos en un trozo de papel higiénico y tirándolos con el resto de la basura. Muchos baños y aseos públicos tienen depósitos especiales para el desecho de productos higiénicos femeninos.

Sí, puedes usar tampones sin peligro todos los días de tu regla. Sin embargo, el flujo menstrual no tiene la misma intensidad todos los días. El sangrado es más intenso en los primeros días de la regla y más moderado hacia el final. Esta es una de las razones por las cuales existen tampones con diferentes capacidades de absorción; las mayores absorciones están disponibles para los días de sangrado más abundante y las menores para los días de flujo más moderado. Tanto las chicas jóvenes como las mujeres adultas deben usar la menor absorción necesaria para mantener la regla bajo control.

Puedes usar tampones durante la noche sin la menor duda. A diferencia de las compresas, los tampones no pueden moverse mientras duermes. No obstante, debes ponerte un tampón limpio justo antes de ir a dormir y volverte a cambiar nada más levantarte. Aunque pases más tiempo sin cambiarte, no pasa nada porque tu flujo menstrual es normalmente más moderado cuando estás acostada.

Si un tampón se coloca correctamente y se cambia cada vez que es necesario, proporciona una protección segura durante toda la menstruación. Si no estás segura en cuanto a la frecuencia con que debes cambiarte de tampón, puedes utilizar un protege-slip para cuidar tu ropa interior. El periodo de tiempo que puede usarse un tampón depende de lo abundante que sea tu flujo menstrual. El saber cuándo cambiar tu tampón es una cuestión de experiencia. Echa un vistazo al selector de tampones o.b.®, que puede ayudarte a encontrar el tampón con la absorción correcta para ti. Es recomendable usar siempre un tampón que tenga el mínimo de absorción necesaria para controlar tu flujo menstrual.

Algunas mujeres y chicas subestiman la absorción del tampón o.b.®. Temen que pueda gotear y lo cambian antes de tiempo. En ese caso, el tampón no estará lo bastante saturado y no se deslizará tan fácilmente. Esto puede causar incomodidad y dificultar la inserción del próximo tampón.

Uno de los temores a la hora de usar tampones es que bloqueen la salida de flujo menstrual, pero es un temor infundado. El tampón absorbe el fluido y lo canaliza hacia su interior hasta que se satura completamente. Un tampón totalmente empapado deja pasar el flujo a través de él. Éste simplemente fluye al exterior de la vagina, ya sea atravesando el tampón o alrededor del mismo. Durante el uso normal, los tampones se asientan en el tercio central de la vagina. Esta posición no bloquea el flujo menstrual y asegura que el flujo sea absorbido de modo eficaz.

El Tamaño Adecuado

Hasta que no te habitúes al uso de tampones, es preferible que uses los tamaños pequeños como o.b.® ProComfort™ mini u o.b.® ProComfort™ normal. La punta estrecha, la forma delgada y la cubierta suave SilkTouch™ (tacto de seda) hacen que estos tampones sean especialmente fáciles de poner. Con el tiempo verás si te proporcionan la protección suficiente para todos los días de tu regla, o si necesitas usar tampones o.b.® de mayor absorción. Existen varios grados de absorción disponibles, lo cual te permite usar la protección correcta para la intensidad del flujo menstrual de cada día. El flujo menstrual es normalmente más abundante los primeros días de la regla y más moderado hacia el final. Por esta razón es conveniente usar diferentes absorbencias según el día de tu regla en el que te encuentres. Cada tampón tiene diferentes símbolos de “gota” que indican su absorción junto a una descripción del tamaño, por ejemplo mini, normal, super y super plus. Cuanto más símbolos de gota aparezcan en el envase mayor es la absorción. Te recomendamos que utilices siempre el tampón con la absorción mínima necesaria para tu flujo menstrual.

El gráfico siguiente muestra los patrones de flujo típicos de una mujer durante la menstruación. Por lo general, los flujos menstruales son más intensos durante los tres primeros días. Puedes usar una absorción mayor durante los días de flujo abundante y una absorción menor en los días de flujo leve. Sea cual sea el nivel de absorción que elijas, recuerda no dejar el tampón dentro más de 8 horas.

Días de absorción

Si experimentases la aparición de un flujo abundante o anómalo de sangrado menstrual, podría ser señal de algo más grave. Si observas un aumento significativo del flujo menstrual o cambios en lo que es normal para ti, por favor, consulta a un médico.

¡Un diseño inteligente! Los tampones o.b.® con surcos curvados guían el flujo al interior del tampón para proporcionar protección contra las pérdidas. Además, el interior está hecho de capas enrolladas que se expanden para adaptarse a las distintas formas de cada mujer. Ambas características juntas forman un diseño innovador que ofrece una protección insuperable contra las pérdidas.

Parece imposible, pero es verdad. Los tampones o.b.® están diseñados para detener las pérdidas al expandirse para adaptarse de forma personalizada al cuerpo de cada mujer. Además, los surcos curvados guían los fluidos al interior del tampón para una protección contra las pérdidas. Como puedes observar, hay mucho trabajo detrás de este pequeño tampón que proporciona la máxima protección.

La Historia De Los Tampones o.b.®

La Dra. Judith Esser llamó al producto o.b.®, que es la abreviatura de “ohne binde” en alemán y que significa “sin compresas.” 

Todo comenzó hace 50 años con la ginecóloga alemana Judith Esser y su empeño personal por encontrar un tampón inteligente. Su improductiva búsqueda la llevó a desarrollar su propio diseño de tampones, uno que fuese fácil de usar, cómodo y (lo más importante) que proporcionase una gran protección. Hasta hoy, la marca o.b.® continúa trabajando con equipos de ginecólogos e investigadores para lograr el objetivo de la Dra. Esser: dar a las mujeres opciones seguras, efectivas e innovadoras.

El tampón original o.b.® no tenía aplicador y comenzó a comercializarse en Europa. Triunfó en Norteamérica, debido en gran parte a su admirable protección y a su tamaño discreto. El diseño en sí mismo fue revolucionario dentro del mundo de los tampones, se podía llevar a cualquier sitio y cubría las necesidades de las mujeres por su fiable y discreta protección.

De Qué Están Hechos

Cuando se utiliza correctamente, el tampón o.b.® siempre mantiene su forma compacta. El tampón no se deshace cuando está húmedo, la unión entre las fibras es firme y se mantiene intacta con la humedad. La fina cubierta del tampón o.b.® ayuda a impedir que las fibras se separen, además de facilitar la colocación y retirada del tampón.

El tampón o.b.® lleva fabricándose más de 50 años aplicando siempre los últimos conocimientos científicos y siguiendo las pautas de calidad más estrictas. Las fibras absorbentes utilizadas en el tampón o.b.® cumplen con los requisitos de pureza de Farmacopea Europea. Los tampones o.b.® los utilizan a diario millones de mujeres en todo el mundo. Numerosos estudios científicos y millones de aplicaciones prácticas han demostrado que los tampones o.b.® son médica e higiénicamente sanos.

Antes de prensar el tampón, el cordón se envuelve alrededor de las tiras de fibra absorbente y se ata firmemente al extremo. Si deseas estar segura de que el cordón no se desprenderá, dale un buen tirón antes de ponerte el tampón. Verás lo firmemente que está sujeto al tampón.

La Menstruación

En una compleja interacción entre hormonas, un óvulo madura en uno de los ovarios una vez cada cuatro semanas. Cuando el óvulo está maduro sale del ovario (= ovulación) y viaja por las trompas de Falopio hacia el útero durante los 3-4 días siguientes. El útero ya se encuentra preparado para recibir el óvulo fertilizado: el revestimiento del útero (= endometrio) se engrosa y fortalece con vasos sanguíneos y nutrientes. Si el óvulo no resulta fertilizado, las capas superiores del revestimiento del útero se eliminan aproximadamente dos semanas después de la ovulación, causando una ligera hemorragia (= menstruación). En este proceso, la sangre y el revestimiento del útero eliminado fluyen hacia el exterior a través de la vagina.

El color del flujo menstrual puede variar considerablemente, desde rojo hasta marrón o marrón oscuro. Este se compone de sangre, endometrio y flujo vaginal.

Algunas veces parece como si el flujo menstrual se detuviera temporalmente en el transcurso de la regla. El flujo menstrual puede acumularse en los pliegues o en la parte posterior de la vagina y expulsarse de golpe o de forma irregular, por ejemplo al levantarse por la mañana, al ponerse de pie tras estar sentada durante un largo tiempo o al toser, estornudar o levantar objetos pesados.

 

Pechos doloridos, vientre hinchado, cambios de humor, insomnio… suelen ser los síntomas más comunes antes del inicio de la regla. Afortunadamente, las mujeres propensas a estos síntomas no sufren todos a la vez. Algunas sienten el vientre o los pechos hinchados mientras que otras están más cansadas e irritables.

Con frecuencia, estos síntomas se alivian al iniciarse realmente la regla, aunque algunas mujeres los sufren durante unos días más.

Cuando baja la regla, en ocasiones puedes notar también dolores ligeros en la parte inferior del abdomen. Este dolor se debe a que los músculos del útero se contraen para expulsar el revestimiento uterino.

Intenta hacer cosas que te hagan sentir mejor. Hay muchas formas diferentes de sentirse bien y de mimarse durante la regla. Haz cosas agradables, como quedar con amigos, ir de compras, escuchar música o dedicarte a tus aficiones. Un poco de ejercicio también puede ayudarte: sal a caminar y disfruta del aire fresco o pasea en bicicleta. El calor moderado expande los vasos sanguíneos y relaja los músculos, así que puedes recurrir a una bolsa de agua caliente, a un baño tibio o a bebidas calientes como las infusiones. Dormir lo suficiente también ayuda.

Los tampones te permiten mantenerte activa durante los días de tu regla. Si no experimentas incomodidad ni problemas durante tu regla, no hay motivos para cambiar tus hábitos normales.

Si los remedios caseros descritos arriba no te ayudan a mejorar los síntomas, debes consultar a un médico o a un ginecólogo. Un pequeño porcentaje de mujeres y chicas tienen problemas menstruales, tales como reglas muy intensas y prolongadas, dolores abdominales y una sensación general de estar indispuesta. Estos síntomas no son normales y debes comentarlos con tu ginecólogo o tu médico.

Si haces una dieta extremadamente estricta y pierdes una cantidad considerable de peso, tu regla podría volverse irregular o interrumpirse completamente.

Mantener relaciones sexuales durante la menstruación es una cuestión de preferencias personales. Habla con tu pareja sobre el tema y tomad la decisión entre los dos. Por supuesto, es necesario utilizar anticonceptivos incluso durante la regla. Recuerda que los preservativos para hombres y para mujeres, de calidad garantizada, son los únicos productos que están disponibles actualmente para proteger contra las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH. Cuando se utilizan correctamente durante las relaciones sexuales, los preservativos son medios de prevención de la infección de VIH de eficacia probada, tanto en mujeres como en hombres. Sin embargo ningún método de protección es efectivo al 100%.

Desafortunadamente, a algunas chicas les salen más granos y su pelo se les engrasa rápidamente durante sus reglas. Sin embargo, no hay ninguna cura milagrosa para esto, ¡la única solución es tener paciencia! Sé muy constante en el cuidado de tu piel y límpiala por la mañana y por la noche con un producto adecuado. Te recomendamos usar Clean & Clear. Entra en www.cleanandclear.es y averigua más. Sobre todo, no intentes reventarte los granos, porque sólo conseguirás empeorarlos. Si el pelo se te pone graso, evita usar productos agresivos y elige los más adecuados para tu tipo de cabello.

A cada chica le baja la regla a una edad diferente. Cada una tiene su propio reloj interno. Como promedio, la menstruación comienza entre los 12 y 13 años, pero puede empezar antes o después. Al margen de la edad, su inicio siempre depende del desarrollo hormonal.

Si te observas cuidadosamente, reconocerás dos signos específicos que te anuncian que te va a venir la regla: uno es la aceleración del crecimiento y el otro es un flujo blanquecino que empieza a manchar las braguitas. Este flujo es una secreción natural de la vagina y un signo de desarrollo de tus órganos sexuales. Lo habitual es que desde el momento en que ves el flujo blanquecino en tus braguitas por primera vez hasta que te viene efectivamente la regla pasen uno o dos años.
Es muy práctico usar protege-slips (como los protege-slips Carefree®) a diario. Los puedes incluir en los productos de tu aseo personal diario. No sólo protegen tu ropa interior, sino que también absorben el exceso de flujo de manera que siempre te sientes segura y fresca.

Puedes practicar cualquier deporte durante la regla. Muchas niñas y mujeres notan que el ejercicio físico tiene un efecto relajante y tranquilizador, algunas veces incluso alivia el dolor. Consulta a tu médico para que te recomiende alguna actividad que pueda ser especialmente beneficiosa para ti.

Un tampón asegura una protección efectiva durante la práctica de deporte y de otras actividades físicas, porque permite el movimiento libre y natural. Así puedes continuar haciendo todas las cosas que te gustan aunque estés con la regla.

Más Información

Los aplicadores son rectos y rígidos, mientras que la vagina, en realidad, es curva. Usar el dedo permite que puedas seguir tu propia curvatura natural hasta colocar el tampón en el lugar más cómodo para ti y donde te proteja de la forma más efectiva. Cuando lo hayas hecho varias veces, verás que es un proceso muy intuitivo.

Ponerte el tampón o.b.® con el dedo en vez de con un aplicador te proporciona más control. Cuando el tampón esté en su sitio, no lo notarás. Y que no te preocupe la idea de introducirlo demasiado dentro de la vagina, es físicamente imposible. ¡Menos mal!

Afortunadamente, la respuesta es no. No hay ningún sitio adonde pueda ir. El tampón permanece en la vagina, que mide entre 8 y 11 centímetros. La abertura que conecta la vagina con el útero se denomina cuello uterino o cérvix, pero es más pequeña que la cabeza de un alfiler. (¡Los tampones o.b.® son pequeños, pero no tanto como para colarse por ahí!)

No. Una mujer solo puede perder su virginidad por medio del coito. El himen tiene una cavidad natural hecha de tejidos elásticos que se estiran. Esta cavidad natural permite que el flujo menstrual salga de la vagina y también introducir el tampón sin causar daños en el himen.

No. El flujo menstrual es el resultado de la eliminación de tejidos y sangre que se produce en el interior de la cavidad uterina. El uso de tampones no detiene el flujo menstrual y no produce efectos en la expulsión de fluidos del útero. El tampón está diseñado para absorber líquidos mientras que éstos estén todavía en la vagina. Si el tampón se satura completamente, podrían producirse pérdidas. El ritmo del flujo menstrual no se ve afectado por el tampón.

El SST es una enfermedad poco frecuente causada por algunas formas de una bacteria denominada Staphylococcus aureus. Esta bacteria se puede encontrar normalmente en la vagina de algunas mujeres. Sin esta bacteria, los tampones por sí solos no pueden causar el SST. Sin embargo, existen estudios que han indicado que los tampones, en presencia de esta bacteria, están asociados con un aumento del riesgo del SST menstrual.

El uso de tampones puede incrementar el riesgo de contraer el SST menstrual. Se ha calculado que cada año entre 1 y 17 por cada 100.000 mujeres y niñas con menstruación pueden contraer el SST. El SST suele afectar a las mujeres con menstruación que usan tampones, especialmente mujeres de menos de treinta años y chicas adolescentes. El SST también podría llegar a afectar a los hombres, los niños y a las chicas que aún no menstrúan.

Algunos estudios sugieren que los tampones de alta absorción están asociados con un aumento del riesgo del SST menstrual. Por ello recomendamos que uses tampones con la menor absorción que se adapte a tus necesidades menstruales y que no los lleves durante más de 8 horas. Los tampones o.b. ® están disponibles en cuatro gamas de absorción: mini para los días de flujo leve; normal para flujos moderados; super para los flujos abundantes; y super plus para los flujos muy abundantes. Con este sistema de clasificación de absorciones que han adoptado todos los fabricantes, los tampones que estén dentro del mismo rango tendrán la misma etiqueta de absorción.

Los síntomas iniciales son similares a los de la gripe y pueden incluir fiebre alta (normalmente 38,8°C o más), acompañada por vómitos y/o diarrea, desvanecimientos cuando se está de pie, mareos o sarpullidos similares a las quemaduras del sol.

Estos síntomas suelen aparecer rápidamente y suelen ser graves. No todos los casos de SST son similares y no todos los síntomas están presentes. Otros signos pueden ser rigidez en los músculos y en las articulaciones, enrojecimiento de los ojos, dolor de garganta y debilidad.

Retira el tampón si lo estás usando. Deja de usar tampones. Contacta con tu médico o busca tratamiento médico de emergencia inmediatamente. Coméntale a tu médico que has estado llevando tampones y que crees que puedes tener SST. Busca consejo médico antes de continuar usando tampones si ya has presentado signos de SST en el pasado.

Sí. Una vez que hayas contraído SST, puedes ser más propensa a volver a padecerlo que alguien que nunca antes lo haya tenido. Si el médico te ha dicho que padeces SST o tú crees que puedes tener la enfermedad, no uses tampones hasta que un médico te lo diga.

Me gustan los
tampones o.b.®
porque

  • “Sólo quería decir que me encantan vuestros productos. Al principio no estaba segura de si vuestros tampones me gustarían o no debido a la falta de aplicador”

  • “Los mejores tampones” “La primera vez que probé estos tampones me encantaron. OB es la única marca que uso. Me encanta lo pequeños que son y que caben en un bolsillo. La protección del producto es estupenda. Suelo usar los tampones super y normal y nunca he tenido pegas. El precio es asequible. Ante todo, un buen producto. Se lo recomiendo a todo el mundo :).”

  • “Fantástico” “Como siempre, OB es cómodo, fácil de usar y fácil de llevar. ¡OB es lo que estaba buscando!"

     

  • “Son los mejores” “He usado los tampones o.b. normal durante años y me encantan. Son lo suficientemente pequeños como para que quepan en el bolsillo y la protección es estupenda."

  • “Estupendo” “¡¡Esta es la primera marca que usé y simplemente me encanta!! Quiero decir, ¿quién necesita aplicador?”

  • “¡El ÚNICO tampón que uso!” “OB se adapta como ningún otro tampón, se expande para su perfecto ajuste ¡y cuando se inserta no lo sientes! Llevo usando OB desde la adolescencia y ¡es el único tampón que uso! La idea de usar aplicador nunca me ha atraído, este tampón es de lejos, mi favorito. ¡Gracias por fabricar productos de confianza!”

  • “¡Permanecerá durante generaciones!” “Cuando era niña, me acuerdo que veía los productos OB en el armarito de mi madre. Y como adulta he descubierto por qué ha pasado a formar parte de  nuestros productos domésticos. Me gustan porque son pequeños y discretos. ¡Son los únicos tampones que absorben desde cualquier ángulo! ¡Son muy cómodos y ni te das cuenta de que los llevas! ¡Llevo usando tampones OB desde hace 25 años! ¡Esto es algo que pasará a mi hija!”

  • “o.b. es el mejor tampón del mercado.” “Llevo más de 20 años siendo una usuaria fiel de tampones o.b. Comencé usando tampones con aplicador (¡los mejores aplicadores del mercado también!), pero cuando estos se volvieron difíciles de encontrar, cambié a los tampones o.b. sin aplicador y nunca me han fallado. Son cómodos y fáciles de introducir, especialmente desde que o.b. utiliza su exclusiva cubierta Silk Touch™. Lo mejor de todo es que, como no tienen aplicador, ¡los tampones o.b. son discretos! Puedes llevar uno en la mano sin que nadie se dé cuenta. Puedo deshacerme de ellos fácilmente sin tener que envolverlos junto con el aplicador. También me gusta porque usándolos genero mucho menos residuos.”

  • “¡Tres generaciones usando OB!” “Llevo usando tampones OB desde hace 36 años. Mi madre me los enseñó tras mi primera menstruación. Son extraordinariamente ecológicos, contaminan poco y también son cómodos. Mi propia hija, estudiante de colegio, también los usa. Tres generaciones, una marca para todas las necesidades. ¡Fantástico!”

  • “OB es incomparable.” “Llevo usando tampones OB durante años. Es, de lejos, el producto que mejor se adapta, el más seguro, el más cómodo y el más efectivo en el mercado. Que no lleve aplicador significa que no conlleva residuos, sin líos, sin "¡ays!" No roza en ningún sitio. Muchas gracias por este producto. Antes de probarlo nunca usaba tampones... ¡¡y ahora solo uso OB!!”

     

  • "OB es el mejor de todos los tampones. Sin aplicadores de plástico que puedan contaminar el medio ambiente. Son los mejores tampones absorbentes.  No sabía cuáles usar. He probado de todo y nada se acercaba a lo que buscaba. Eran incómodos y tenía que cambiarlos a menudo. ¡¡¡Nunca usaré ningún otro!!! Son pequeños y fáciles de llevar en el bolsillo."

  • "¡Es el que mejor absorbe, no se producen pérdidas, es muy discreto y hasta lo puedo esconder dentro del sujetador ! ¡Me encantan! NO usaré otros tampones. Odio los aplicadores, ¡puedo colocarlos YO SOLA! Gracias por hacer estos, por favor, ¡no paréis! ¡Llevo usándolos desde que tenía 15 años!"

  • Gran producto. ¡El único que he sido capaz de ponerme!

  • "¡Un producto excelente! ¡Solo compro o.b. ProComfort! Me gusta que no tenga aplicador y la seguridad que me da."

  • "Ya uso tampones, ya soy una profesional."

  • "Me dura menos la regla cuando utilizo todos los días tampón. Tengo la idea de que absorbe más."

  • "Un aplicador hace más daño que una cosita de algodón."

  • "El aplicador si lo mueves te puedes hacer más daño y con el OB si lo muevo, dejo de hacerme daño."

  • "El tampón disimula más los olores que la compresa."

  • "La chica OB sabe más sobre su cuerpo."

  • "Los OB, son mucho mejores son más chiquititos, tienen otro tejido y duran más."

  • "Los tampones sin aplicador son más cómodos de llevar en el bolso. Y como no tiene aplicador en un bar si te tienes que cambiar no tienes que tirar nada. Te lo puedes poner en cualquier sitio."

  • "Los OB son más cómodos, los otros son como más papel".

  • "OB es más pequeño."

  • "OB, te entran mejor y son más cómodos."

  • "Lo bueno de o.b. es la marca, son fáciles de poner, y a la hora de quitarlo también fácil. Nada más que he probado OB."

  • "Una chica que usa OB le dice al cuerpo “yo te cuido a ti."

  • "Una de las ventajas de OB es que es introducirlo y ya, no tienes que hacer nada más con el tampón, es más rápido."

     

Puedes usar las flechas para explorar nuestra web